¿ Un Cuadro de Mando en Pymes y Micropymes?

La pregunta llama la atención y seguro que genera dudas… pero estas dudas surgen sólo porque nos referimos a una empresa u organización.

Si la pregunta fuese dirigida a otro plano de la realidad, seguro que todos contestamos que si. Por ejemplo ¿es viable un Cuadro de Mando en una avioneta pequeña, de las llamadas “de recreo”? Todos pensamos…¿como que viable? Es imprescindible¡¡¡ Yo no me subo si no tiene algún Cuadro de Mando con unos indicadores básicos, diríamos algunos¡¡¡

En este caso la lógica nos lleva a pensar que el Cuadro de Mando será ajustado al tamaño de la avioneta, es decir que no es necesario ni viable un Cuadro de mando del BOEING 787, pero que debe existir dicho cuadro lo tenemos todos claro.

Pues bien ¿que sucede con el Cuadro de Mando de una MicroPyme ( hasta 10 trabajadores) o Pyme ( de 11 a 50 trabajadores)?

Los pensamientos se amontonan,  “eso es para las grandes”, “eso es muy caro”, “no nos ha hecho falta “. Bien,  si en la avioneta de recreo hubiésemos hecho lo mismo, creo que no nos acompañaría nadie, y dudo que cualquiera de nosotros subiese.

Hacer viable una cosa depende de nuestra “pericia” para ajustar el servicio o producto a la necesidad . Eso es la viabilidad ( el tamaño del cuadro de mando que debe ajustarse al tamaño de  la avioneta o micro-pyme) y otra cosa es la necesidad .

Utilizando el paralelismo, espero que esté más clara la necesidad…ahora solo falta hacerlo viable.

Consulte nuestro enfoque para poner en marcha Cuadros de Mando en pymes y micro-pymes y hacer de la necesidad  algo viable, fácil y eficaz para gestionar su negocio.

Integrando las normas

El análisis de los riesgos que se derivan de no cumplir con las normativas que afectan a la actividad empresarial que desarrollamos, son una parte del conjunto de riesgos que debemos tener vigilados al ejercer una actividad empresarial o profesional. Además están los riesgos inherentes de fracaso comercial en la realización de la actividad.

Pero los riesgos del incumplimiento normativo nos afectan no sólo por las sanciones derivadas del incumplimiento en las que podemos incurrir (por no hablar de la responsabilidad penal en la que desde hace poco puede incurrir la persona jurídica), sino también por la pérdida de  imagen comercial que podría acarrear el propio incumplimiento.

Los sistemas de gestión deben cumplir unos mínimos requisitos, que están delimitados por la legislación que afecta a cada actividad. La reciente modificación del Código Penal ha elevado esos mínimos, haciendo que todas las personas jurídicas estén afectadas por unos estándares más elevados.

Además la figura del “compliance officer” o responsable del cumplimiento normativo dentro de la empresa va a acometer grandes cambios al dotar de visibilidad al responsable del dicho cumplimiento.

Aportamos nuestra experiencia en diseño de procesos y sistemas de gestión para hacer el cumplimiento normativo fácil y efectivo.Colaboramos con responsables financieros, jurídicos y comités de dirección a poner en valor el “compliance”